My London Dream es una empresa de nueva creación ubicada en Londres que nace con el objetivo de facilitar la adaptación en la capital inglesa a todas aquellas personas cuyo interés sea vivir una nueva experiencia tanto a corto como a largo plazo.

LA CIUDAD

La población de Londres está formada por un amplio número de etnias, culturas y religiones abarcando los diez millones de habitantes. Cuenta con una superficie total de 1.600 kilómetros cuadrados y 33 distritos. Es por este motivo, que poseemos una gama de servicios adecuados que se ajustan a las necesidades de nuestros clientes ofreciéndoles confort y seguridad en esta ciudad.

Londres cuenta con una amplia gama de posibilidades a nivel formativo, laboral y residencial. MyLondonDream te asesorará en la búsqueda de aquella alternativa que se adapte mejor a tus necesidades: ubicación, precio, aprendizaje, etc.


RENTABILIZAR TU INVERSIÓN

Toda experiencia requiere de una pequeña inversión y toda inversión requiere de una planificación previa.

Nosotros te aseguramos una planificación de tu viaje desde casa, ahorrándote tiempo, dinero y garantizándote una buena acogida.

  • Número de teléfono inglés
  • Clases de inglés
  • Cuenta bancaria
  • Médico de cabecera
  • Seguridad social
  • Tarjeta transporte público

VENIR SÓLO

Conocemos las dificultades que se pueden presentar al emprender una vida lejos de casa, con un idioma que no es el nuestro y en una ciudad tan grande como Londres. La idea de venir solo es una opción muy valiente a la par que arriesgada si no tienes un buen respaldo para soportar los momentos difíciles que se puedan presentar.

Si eres una persona viajada, seguramente no tendrás problemas en desenvolverte fácilmente aunque perderás mucho tiempo, y el tiempo en Londres es oro. Es de las ciudades con un ritmo de vida más rápido del mundo y lo podrás comprobar desde el momento en el que aterrices.

Desgraciadamente, sabemos de casos de gente que ha intentado venir aquí por su propio pie y los resultados no han sido tan favorables como los esperados, teniendo que volver a sus ciudades de origen, mermando así las esperanzas e ilusiones de encontrar una buena experiencia en la capital de moda.